Nociones básicas de salud pública

salud publica
Petroglifo

Introducción

Pensar que la salud es primariamente producto de la medicina en lugar de la consecuencia de hábitos de vida y entornos saludables es una creencia poco realista«

Dr John Abramson. Profesor Harvard medical School

Antes de comenzar quiero agradecer a mi profesor del Máster de Coaching Nutricional y Sanitario de ICNS, Alfonso Bordallo, por el gran tema que nos impartió acerca de salud pública, en el cual me baso para escribir este conflictivo artículo que sorprenderá a más de uno.

Comenzamos el tema intentando definir lo que es la salud pública.

Como sus propias palabras indican la salud pública, es la disciplina que se encarga de proteger la salud del conjunto de la población a través de medidas multidisciplinares, integrando estudios de ciencias biológicas, socioeconómicas, psicológicas, educación, medicina, etc.

Y es que, aunque tendría que ser la asignatura troncal de cualquier profesional que curse estudios universitarios relacionados con la salud, son pocas las universidades que lo abordan, y si lo hacen es a través de asignaturas optativas o de libre configuración.

En el artículo de hoy vamos a formarnos acerca de los factores más importantes a la hora de mejorar de verdad la salud de las personas.

Modelo biopsicosocial vs. biomédico

La OMS define la salud como el completo bienestar físico, psicológico y social de las personas. Esto se conoce como modelo biopsicosocial de la salud (artículo).

Por otro lado, tenemos la definición de salud como ausencia de enfermedad (modelo biomédico y quimiobiológico).

Aunque la definición de la OMS lleva ya medio siglo vigente, la realidad es que los sistemas de salud de los diferentes países se basan principalmente en el modelo biómedico.

La salud está fuertemente influenciada por el entorno de las personas, de forma que no son sólo el resultado de decisiones individuales (agencia) sino que están determinadas por el tipo de sociedad, cultura o economía (estructura).

Aunque no es fácil cuantificarlo, se estima que el 80% de la esperanza de vida alcanzada en el siglo XX se debe a mejoras ambientales y socioeconómicas, especialmente en el suministro y depuración del agua, la mejor construcción de las viviendas, el mantenimiento de ciudades limpias, mejora en la economía, el trabajo, etc.

Factores que afectan a la salud

La medicina ha contribuido mucho, aportando entre un 10-20%. El problema es que la mayoría de nosotros atribuimos casi el 100% de la mejora en esta esperanza de vida a la misma (artículo, artículo, artículo).

Relación salud y presupuesto invertido
From: Bordallo A. Coaching Nutricional y Sanitario. Módulo 7: Salud Pública. Escuela ICNS.

Analizando datos del país con mayor gasto per cápita en el sistema de salud médico, EEUU, vemos que mayor gasto no se correlaciona con mayor esperanza de vida. Podría pensarse que esto es debido a las desigualdades sociales y seguros privados que existen en EEUU que beneficiarían a las clases altas y perjudicarían a las clases pobres, pero igualmente salen perdiendo tras la comparación con sus equivalentes europeos (artículo).

Relación gasto en salud pér cápita (EEUU) y años de esperanza de vida

Otra revisión de la Chorane muestra que a mayor oferta de servicios médicos no se registran mejores estadísticas de salud, sino similares, o incluso peores (artículo). Posiblemente la explicación sea el coste de oportunidad. En el caso de EEUU, se invierte muy poco en servicios sociales respecto a la inversión realizada en sanidad.

La salud de la sociedad está principalmente determinada por factores asociados a los estilos de vida y el entorno (sedentarismos, alimentación, tabaquismo, alcohol, polución, capacidad económica, nivel educativo, etc) (artículo). Veamos las estadísticas de E.E.U.U. en el año 2000:

  • Tabaco: 400.000 muertes anuales
  • Patrones de dieta y actividad física: 300.000 muertes anuales
  • Alcohol: 100.000 muertes anuales
  • Agentes microbiológicos: 90.000 muertes anuales
  • Agentes tóxicos: 60.000 muertes anuales
  • Armas de fuego: 35.000 muertes anuales
  • Conductas sexuales de riesgo: 30.000 muertes anuales
  • Accidentes de vehículos a motor: 25.000 muertes anuales

Muchos de ellos dependen de nosotros el evitarlo o no. Veamos algunos ejemplos:

  • Diabetes tipo II:  asociada a factores modificables hasta en un 91%, tanto en hombres como en mujeres (artículo)
  • Cáncer de colon a factores modificables en un 71% (artículo).
  • Sedentarismo: Mata a 5 millones de personas al año (artículo).

La atención médica evita un 10-15% de las muertes (artículo), lo cual es una barbaridad, pero tenemos que ser consciente del otro 85% compuesto por una gran cantidad de pequeños factores a los que quizás no le prestamos mucha atención.

Lo mejor de esto es que la mayoría de esos factores dependen de nosotros. A continuación vamos a ver algunos de ellos.

Variables socioestructurales

1– Educación

La OMS concluye que existe una evidencia abrumadora al respecto (informe). Con cada año extra de educación, la probabilidad de morir y enfermar decrece. (artículo).

Educación en el colegio

2- Factores socioeconómicos

Nacer en un hogar pobre es la principal fuente de desigualdades a lo largo de la vida de una persona. La renta es un determinante de salud sólidamente establecido, de forma que las pérdidas de renta empeoran la salud de forma más determinante en los niveles bajos y pensionistas (artículo, artículo).

3- Factores laborales

Los efectos del desempleo han sido asociados con un aumento de la mortalidad, peor salud mental, ansiedad, estrés, mayor incidencia de enfermedades y una mayor exposición a factores de riesgo ambientales (articulo).

Tras perder el trabajo, las probabilidades de sufrir un infarto o un ictus son el doble con respecto a la gente empleada (artículo).

De hecho aquellas personas que perdieron el empleo en una crisis económica duplicaron su mortalidad (artículo).

El problema en la salud que causa el desempleo

Perder el trabajo no supone sólo una pérdida de recursos económicos, sino que también hay una pérdida de autonomía, estatus, seguridad, autoimagen y autoestima.

4- Apoyo social

El ser humano ha evolucionado siendo una especie social, ya que de ello dependía nuestra supervivencia. Hoy día convivimos con grupos de personas muchísimo más grandes que en toda la historia, pero nuestras relaciones sociales sufren más que nunca (artículo).

Las relaciones sociales con otras personas influyen mucho en nuestra salud, de forma que relaciones estresantes y conflictivas correlacionan con un aumento del riesgo de mortalidad.

Discusiones frecuentes con la familia, tanto hijos como parejas aumentan el riesgo de mortalidad, así como en el entorno laboral (artículo).

Discusiones

El aislamiento social y la soledad son factores de riesgo equiparables a fumar o ser obeso. Según este metanálisis, una falta de conexión social es equiparable a fumar 15 cigarrillos.

La soledad aumenta mucho el riesgo de presentar hipertensión, corregido por edad, raza, factores de riesgo cardiovasculares, medicaciones, etc (artículo). También aumenta la depresión clínica (artículo), (artículo).

No sólo aumentan las posibilidades de enfermar, sino que en una población de gente ya enferma, disminuyen las probabilidades de recuperarse  (artículo).

También el grado de cohesión con un grupo podría ser mejor predictor de evolución de personas con depresión clínica que el hecho de tener relaciones interpersonales.

Noticia del periódico: un 44% menos de urgencias hospitalarias si hay fútbol

Entorno

1- Vecindario

La diferencia en esperanza de vida entre un vecino de Orcasur (71,3 años) y otro del barrio de Salamanca (78,9 años) es de más de siete años, según un estudio del Ayuntamiento de Madrid avalado por la Sociedad Española de Epidemiología.

Noticia del periódico: Los hombres de Orcasur viven siete años menos que los de Salamanca

De nuevo el motivo es multifactorial:

  • La característica de los vecindarios: seguridad percibida, la facilidad para pasear y la confianza entre vecinos está asociada a la cantidad de actividad física realizada, al bienestar psicológico y al riesgo de infarto (artículo)
  • Barrios de menor status , corregidos niveles individuales, presentan mayor número de agresiones, peor salud al nacer, mayor enfermedad cardiovascular, enfermedades contagiosas, mentales etc. (artículo)
  • Las personas que viven en barrios con comunidad de vecinos bien integrada y con un buen nivel de apoyo social tienen menor incidencia de ictus e infartos, corregidos por factores de confusión (artículo).

Otras variables que afectan a la salud con respecto a la comunidad son:

  • Densidad de establecimientos fast food
  • Niveles de violencia
  • Ruido
  • Polución
  • Malas edificaciones
  • Abuso de drogas

Ejemplo: Calton de Glasgow es el lugar de Europa con menor esperanza de vida (54 años), donde se juntan todos estos factores como concentración de gente sin hogar, alcoholismo, nutrición pobre, falta de servicios comunitarios, paro y una depresión social generalizada. Obviamente Calton no tiene un problema médico, que como vimos era el responsable del aumento de la esperanza de vida del 15%, sino un problema de todas las demás variables.

Contaminación en la ciudad

2- Factores ambientales

Según la OMS, el 24% de las enfermedades a nivel mundial están causadas por exposición ambiental evitable, elevándose a un 33% en niños.

13 millones de muertes anuales se deben a estos factores, encontrándose muchas de ellas en países en vías de desarrollo. Casi 2000 millones de personas beben agua contaminada y no disponen de servicios básicos de saneamiento. 1000 niños mueren al día debido a estas causas.

200.000 muertes anuales en EEUU debido a la emisión de combustible (artículo).

En el mundo desarrollado, y más concretamente en Madrid, según datos de la Agencia Europea de Medio Ambiente 2500 muertes al año con causadas por contaminación (detalle de prensa).

¿La solución? Plantar árboles:

  • Los árboles pueden reducir el número de partículas emitidas por coches y el dióxido de nitrógeno en más de la mitad (artículo).
  • La proximidad a la naturaleza proporciona una mayor oportunidad para realizar actividades al aire libre (artículo).
  • Tener 10 árboles rodeando un bloque de pisos aumenta la percepción de salud a niveles comparables a tener un sueldo anual de 10.000 dólares mayor o ser 7 años más joven (artículo).
  • Los efectos de desigualdades sociales se pueden contrarrestar con la exposición a espacios verdes (artículo).

Variables psicológicas

1- Pensamientos y creencias

Los pensamientos, creencias, conductas y emociones afectan directamente a la biología del organismo.

Las personas optimistas viven más que las pesimistas, y tienen mejor funcionalidad física y psicológica, especialmente a medida que envejecemos (artículo, artículo).

Aquellas que tienen un buen concepto de envejecer viven 7,5 años más de media, una estadística muy superior a otros factores clásicamente relacionados con la esperanza de vida como son la tensión arterial o el colesterol (artículo). Si fuese un virus el responsable de esto se dedicarían millones de euros a la causa, pero al ser una faceta psicosocial parece que no se realiza este esfuerzo. La buena noticia es que está en nuestras manos aprovechar estos beneficios.

La espiritualidad es otra faceta que está presente para la salud mental, encontrándose un mayor trofismo en la corteza cerebral y en la materia gris en las personas espirituales (artículo). La causa puede explicarse de dos formas:

  1. La relevancia y universalidad de la espiritualidad entre los seres humanos nos indica que tiene que tener importancia para la supervivencia de la especie.
  2. Por otro lado, como vimos con el fútbol, compartir los mismos valores con otras personas ayuda y favorece la cohesión social y la implicación con la comunidad.

Con esto no quiero convertir a nadie a ninguna religión. A lo largo de la evolución las religiones siempre se han manifestado de una u otra manera, de forma que sin duda han tenido un papel beneficioso para los humanos como especie o de lo contrario esa conducta se habría extinguido. Por espiritualidad podemos entender no sólo a las religiones clásicas si no cualquier otra filosofía o forma de manifestación.

2- Estrés crónico

Cuando el sistema nervioso está activo, produce una cascada de reacciones a través del sistema simpático y el eje HPA (hipotálamo-hipofisiario-adrenal): aumento de la tensión arterial, aumento de la frecuencia cardiaca, aumento de la glucemia en sangre para tener más combustible disponible para los músculos, aumento de las plaquetas, etc.

Esto tiene sentido en una situación de estrés real, pero actualmente es una situación desadaptativa, ya que apenas nos enfrentamos a este tipo de situaciones.

Esquema circular del proceso de estrés

Las situaciones laborales, económicas, etc. prolongadas en el tiempo causan que vivamos en un estado permanente de estrés de bajo grado, en lugar de relajados con picos intensos y puntuales de estrés.

Este efecto prorrogado en el tiempo afecta al sistema inmune, a la sensibilidad a la insulina, a la presión sanguínea, etc.

Conseguir reducir este estrés crónico es una tarea para los sistemas de salud pública.

El uso de la meditación reduce el riesgo de infarto, ictus y mortalidad por cualquier otra causa a la mitad (artículo), muy por encima de cualquier psicofármaco.

El yoga es otra práctica que se considera cardioprotectora (metaanálisis). Produce una reducción de la tensión arterial, frecuencia cardíaca, reducción de peso corporal, colesterol y triglicéridos.

Meditación como medida para reducir el estrés crónico

Económicamente hablando, se obtuvieron datos de dos grupos de pacientes hospitalizados, unos con estrés y otros sin. El gasto medio de ambos grupos fue de 9504 dólares frente a 2146, un 400% más.

En esta entrada publicada anteriormente en el blog hablamos más sobre el uso de la meditación y otras medidas para reducir el estrés y la ansiedad sin tomar medicamentos.

Conclusiones

Ciencia, medicina y salud no es lo mismo.

En lugar de preocuparnos por la salud, nos preocupamos por la medicina y por la ciencia. Lo que debería ser un medio (medicina) hacia un fin (la salud), se ha convertido en un fin en sí mismo.

Es por ello que para conseguir que tanto nosotros como la población en general siga mejorando su salud y calidad de vida debemos tener en cuenta todos los factores que afectan a la misma y no focalizarnos en uno sólo.

Esquema de los principales determinantes de la salud
Petroglifo

¡SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES SALUDABLES!

¡SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES SALUDABLES!

Petroglifo

Acerca del autor

Dani Parraga

Buenas, soy Dani Párraga, co-creador del blog Ciencia Saludable.

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *